PRÓXIMAS SALIDAS PUNTUABLES:

06/11/2016 Diada Montserratina 2016


** Todas estas pruebas, son puntuables, para el Ranking CDT. Imprescindible cronica y fotos.

martes, 16 de octubre de 2012


CRÓNICA CHALLENGE BARCELONA-MARESME

30 de Septiembre de 2012 fue la fecha elegida para realizar el Challenge, mi segundo Ironman en 4 meses. El objetivo lo tenía muy claro bajar de once horas, después que en el Ironcat terminara con un tiempo de 11 horas 12.


 Aunque terminar en ese tiempo fue algo que no me esperaba en absoluto después que a principios de año una fisura por stres en la tibia  me impidiera correr durante cuatro meses y viéndose muy condicionados mis entrenos en las otras disciplinas. Cuando tan solo faltaba poco mas de un mes, pensaba en hacer solo la natación y la bici para después quedarme a animar a mi s compañeros. Pero cual fue mi sorpresa que aguanté sin parar hasta el km 35 de la maratón y acabando como pude, pero logrando ser Finisher y en un tiempo con el que tendría que haber estado más que contento. Pero yo sabía que podía hacerlo mucho mejor así que haciendo caso omiso al dolor y cansancio que aun sentía tras la prueba, tres días más tarde decidí apuntarme al Challenge. Tenía que demostrarme hasta donde podía llegar pudiendo llevar unos meses de entrenos adecuados. Aún sabedor que el verano sería más que movidito….

Así que en la mañana del último domingo de Septiembre vuelvo a estar en la playa rodeado de triatletas enfundados en sus neoprenos para disponerme a dar hasta la última gota de mi energía en la que es considerada como la prueba de un dia mas dura del mundo.

 A las 8.50 dan el pistoletazo de salida de mi ola, 20 minutos más tarde que los élite. Salida relativamente tranquila, aquí no se sale como en una tri sprint u olimpica. Empiezo a coger espacio y una vez giramos la primera boya acelero el ritmo, poco después ya empiezo a ver gorros grises lo que significa que empiezo a coger a los de la ola anterior. El mar está muy tranquilo y sin corrientes lo que facilita la natación, algo inesperado tras la incesante lluvia del día anterior. Cuando no ibamos ni por la mitad me mezclo también con gorros verdes de dos olas anteriores aunque también veo a algun gorro rojo de la ola posterior a la mía. Voy a un ritmo muy cómodo, adelanto a muchísima gente lo que siempre anima en el tramo final ya adelanto a unos cuantos gorros amarillos que salieron tres olas por delante. Últimas brazadas para completar los 3.8 km y salgo del agua, miro el reloj y marca un tiempo de 1 hora 06


cinco minutos más que en el Ironcat, pero era lo que me esperaba. Pues mis entrenos de natación fueron enfocados hacía la resistencia con series largas de 1000 y 1500 metros en sesiones de 4500 a 5000 metros  en vez de las series rápidas de 100 , 200 y 400 metros de los primeros meses del año. Sabía que perdería unos minutos en el agua pero mi objetivo era hacerme lo mas resistente para poder hacer la maratón sin parar.
Entro en la carpa de boxes, me quito el neopreno y rápidamente salgo a recoger  mi Kamehameha la cual está sedienta de km. Salgo de box y me subo a la bici, me calzo las zapatillas en marcha



y a por el segundo segmento de 180 km. Hasta salir del pueblo de Calella un par de km callejeando para dirigirnos a la nacional II donde por fin ya puedo acoplarme y rodar como a mi me gusta.


 Durante los primeros 40 km continuo adelantando a gente hasta que ya enlazo con triatletas de más nivel con los que voy alternando posiciones. En Ironman no está permitido el drafting o chupar rueda como en el ciclismo en ruta o triatlones cortos, pero llevar a alguien de referencia también ayuda. El ritmo que llevo es ya muy superior al que llevaba en el Ironcat, los primeros 90 km hago una media de 37.1 cuando en el Ironcat hice 31.6 así que decido aflojar un poco. Recuerdo constantemente las palabras de Pedro diciéndome una y otra vez que eleve la cadencia y no me atranque así que en todo momento intenté llevar un pedaleo lo más fluido posible. El recorrido por la NII nos ofreció un asfalto en unas condiciones más que buenas, sin ninguna subida fuerte pero si con constantes toboganes donde hacía falta bajar piñones y ponerse de pie para mantener el ritmo.


Por el km 120 ya vi que iba a bajar casi media hora las 5 horas 28  del Ironcat así que todo iba según lo planeado y no era necesario un desgaste extra que podría pagar en la maratón por lo que  reservo energías. Por el km 160 ya empiezo a estar cansado de darle a los pedales y tengo ganas de empezar a correr. Últimos kms y nos dirijimos de nuevo por las calles de Calella a boxes. Bajo de la bici en un tiempo de 5 horas 08 una media de 34.4 y 20 minutos menos que en el Ironcat así que todo marcha bien.
Entro en boxes y veo a mi hermano y su novia Patri cosa que me anima mucho. Dejo la bici y de nuevo entro en la carpa para calzarme las bambas y disponerme a correr el último segmento, la carrera a pie. 


Por delante cuatro vueltas de algo más de 10 km que suman el total de los 42.195 km de la maratón. Empiezo a un rtimo cómodo, después de más de cinco horas sentado en la bici el cuerpo necesita unos km de adaptación, y no quiero arriesgar a que alguna rampa inoportuna aparezca. Paso por la zona de meta donde se congrega la gran mayoría del público y saludo a mi hermano y Patri contento y con buena cara. Me veo con fuerzas y muy entero por lo que decido en esta segunda vuelta apretar un poco. Por el camino ya mucha gente andando, algo que ni por asomo entraba en mi cabeza. Nuevo paso por la zona de meta y completo la media maratón muy entero. Miro el crono y llevo un tiempo de carrera de 8 horas 24 por lo que tenía 2 horas 36 minutos para completar la maratón y bajar de las once horas. Mantengo el ritmo, pero en el km 26 aparece el temido muro de la maratón. Como me pasó en el Ironcat en este punto el cuerpo da un bajón repentino y las fuerzas parece que de repente te abandonan, pero esta vez estoy más preparado tanto física como mentalmente y no estaba dispuesto a bajar el ritmo en ningún momento costara lo que costara. Las piernas empiezan a pesarme, a dolerme, el cansancio empieza a ser muy muy alto. La visión del resto de competidores tampoco es que anime mucho, mucha gente andando, estirando, alguno vomitando, ambulancias y motos recogiendo y llevándose a gente para ser atendida… Pero la mente tiene que ser fuerte en esos momentos y nada puede desviarte del camino y objetivo marcado. Entro por tercera vez a la zona de meta, esta vez no tengo fuerzas ni para chocar la mano de mi hermano.


Miro el crono y en la tercera vuelta he podido mantener el ritmo pues el crono me marca 9 horas 16 por lo que para esta última vuelta tengo 15 minutos de margen respecto a las anteriores y aun así bajaría de 10 horas 30 que sería algo increíble. Han sido muchas horas de entreno, muchas tardes bajo el sol y muchos madrugones los dias de fiesta por lo que el objetivo de bajar de 11 horas se quedó corto y ahora lo que quería era bajar lo máximo posible de 10 horas 30. Ya el dolor y el cansancio era increíble, las ganas de parar de correr y ponerme a andar eran incesantes, pero ahí es donde el Espíritu Ironman aparece y te hace sacar fuerzas de donde no las hay. Una y otra vez por mi mente pasa la frase: EL DOLOR ES PASAJERO, LA GLORIA ETERNA qué era una hora de sufrimiento comparado con lograr algo en lo que hace muy poco tiempo parecía más que imposible y duraría para toda mi vida? Así que cerré los ojos y solo por mi mente pasaba el dar otra zancada, y otra y otra!!!! En situaciones así te das cuenta del poder de tu mente y donde puede hacerte llegar, cuando tu cuerpo hace mucho que hubiera abandonado. Paso el cartel del km 36, como diría rambo no me sentía las piernas, ni tan solo podia correr recto, pero tenía que correr, CORRER!!! Km 40 Oigo la música y al speaker, ya queda muy poco!! Entro en la alfombra roja, estoy a pocos metros de la meta


Miro el Marcador del Arco de Llegada y marca un tiempo de 10 horas 36, o sea 10 horas 16 de mi carrera. He podido mantener el ritmo hasta el último km. No solo he logrado mi objetivo, me he acercado a las 10 horas!!! En esos momentos muchas cosas pasan mi cabeza, todo el esfuerzo a valido la pena. Ahora se que soy un auténtico IRONMAN!!!!







7 comentarios:

David dijo...

Gran hazaña y gran crónica. La próxima ya sabes maillot de cebolleto y 2 puntos para la saca!!! jajajaja.

Enhorabuena !!!

Miguel2204 dijo...

¡Enhorabuena Ruben!. Te ha salido un Ironman redondo y una buena crónica. Disfrutalo porque te lo has ganado a pulso.

Un saludo.

AUPA! dijo...

Solo de leerlo me dan rampas... jejeje

OLIVERMAN dijo...

Yo me he meado encima...
Ruben, eres grande!!!

sereno dijo...

Felicidades por tu gran y fantástico carrerón en una prueba que pocas personas puede terminar y menos en esos tiempazos, increíble solo de pensarlo tengo ganas de sentarme

Francisco dijo...

Felicidades Rubén yo pienso como el aupa me dan rampas de pensarlo. Ahora a entrenar para intentar mejorarlo, un saludo

Balta dijo...

Enhorabuena Rubén. No nos conocemos pero la gente que sois capaces de semejantes hazañas despertáis en mí una admiración enorme... aunque para mí, como siempre le digo a mi amigo Belvis, la proeza es todo el tiempo dedicado a entrenar para conseguir estos resultados, tiempo robado al descanso, a la familia, a los amigos, al rascarse los cataplines... Admiro esa constancia vuestra.... Un saludo...